• EspacioSublime

15 importantes hábitos para evitar la aparición de moho en el baño

Actualizado: hace un día



Todos tenemos hábitos de limpieza en el baño de los que preferimos no hablar por miedo a sonar asqueroso pero lo cierto es que la gran mayoría de mortales tenemos que lidiar con ellos.


Uno de esos temas del que no solemos hablar es del moho en el baño.



Y efectivamente, el moho puede aparecer rápidamente en este espacio porque reúne las condiciones adecuadas para su crecimiento, con un suministro constante de humedad y calor de la grifería en el lavadero, ducha o tina.


Sumado a un ambiente cerrado con poca iluminación y a oscuras, el moho está a la vuelta de la esquina esperando el momento oportuno para invadir tu baño si es que no tomas las medidas de precaución adecuadas.


Si quieres mantener tu baño libre de moho, implementa estos simples 15 hábitos.


1) Siempre mantén el baño ventilado


Si cuentas con un extractor déjalo prendido entre media a una hora luego de ducharte, sobretodo si lo hiciste con agua caliente.



2) Abre las ventanas


En caso no cuentes con extractor deja tus ventanas y/o puertas abiertas para que se disperse la humedad.


3) Coloca tus productos de higiene personal en un rack


El agua se acumula fácilmente debajo de las botellas de shampoo, acondicionador o jabón líquido, por eso es mejor colocarlos sobre un rack para que el agua escurra, a continuación te presentamos tres racks disponibles en Amazon que no requieres mayor instalación.












4) Cuelga tu esponja o loofah


Si usas cualquier esponja para hacer espuma a la hora de ducharte, siempre déjala colgada ya sea en un gancho especialmente para ello o en la grifería, lo ideal es que el aire la seque, por su particular textura estos objetos ofrecen el ambiente perfecto para el desarrollo del moho.



5) Enjuaga tus artículos de limpieza


No solo basta con colocar adecuadamente los artículos de higiene personal, después de cada uso y antes de salir de la ducha debes enjuagar todo muy bien para eliminar resto de jabón, shampoo o cualquier otro producto.


6) Usa un enjuagador de goma


Si tu ducha cuenta con puertas de cristal, te recomendamos usar un enjuagador de goma después de cada baño para eliminar el agua que puede haber salpicado, esto eliminará el exceso de humedad. No olvides de pasar el enjuagador sobre los azulejos también.



7) Abre las cortinas de la ducha


Si en cambio, cuentas con cortinas en la ducha, sin importar el material del que estén hechas, siempre déjalas extendidas luego de cada uso, dejando un espacio entre la cortina y la pared para que el aire pueda circular.


Las cortinas no se pueden escurrir de la misma manera que las puertas de cristal, pero si no extienden en sus pliegues húmedos aumenta el riesgo de aparición de moho.



8) Lava las cortinas de ducha


Continuando con el tema de las cortinas de ducha, aún cuando la dejes secar luego de cada uso, es importante acostumbrarnos a lavarlas al menos una vez al mes, incluso si son de plástico.


Por más que las dejemos secar siempre se va a acumular restos de productos de higiene personal, las cortinas ideales son las de algodón ya que se pueden meter a la lavadora. Mira estas sugerencias en Amazon.












9) Lava tus toallas


Por más que usemos las toallas para secar nuestro cuerpo limpio, estas igual deben lavarse al menos cada 2 o 3 días si se usan diariamente, según recomendación de los microbiólogos


El problema es que la ducha no termina de remover todas nuestras células muertas y la toalla llega a absorber la humedad con dichas células, no sólo es perfecto para el moho sino para los ácaros.



10) Lava las alfombras de baño


Definitivamente se siente muy agradable pararse sobre una pequeña alfombra de baño al salir de la ducha pero esta se mantiene húmeda, y al estar en contacto directo con el suelo no tiene la posibilidad de secarse de la misma manera que lo haría la cortina de ducha.


Por ese motivo es crucial lavar las alfombras al menos una vez a la semana, y tener un par de juegos para ir rotándolos, si vas a comprar alfombras de baño nuevas busca modelos que sean anti-moho, aquí unas recomendaciones de Amazon.












11) Repara la lechada quebrada


Con el uso, la lechada se puede agrietar o romper, si la humedad entra en esas ranuras tarde o temprano aparecerá moho.


12) Seca el agua apenas la veas


Ya sea en la tina o en la encimera del baño, seca con un paño absorbente todos los charcos de agua por más pequeños que sean.



13) Usa rociador de ducha


Si tienes acceso a un rociador de ducha, úsalo después de cada baño, para mantener el moho a raya.



14) Usa un deshumificador


Si vives en zonas con altos grado de humedad, puedes usar un deshumificador, lo ideal es mantener la humedad por debajo del 50%, no tienes que mantenerlo encendido todo el día ya que afectará negativamente tu cuenta de electricidad, lo ideal es dejarlo encendido media hora después de la ducha. Mira estos deshumificadores en Amazon.













15) Avísale a tus familiares


Si vives solo es fácil implementar estos hábitos, pero si una familia comparte el baño o hay más de un baño en la casa hay que hacerles saber estos consejos para que el moho no se de paso en tu hogar.

Esperamos que esta lista te sea de mucha utilidad, si quieres más consejos de limpieza, mira estos enlaces.

¿Cómo mantener tu casa limpia si tienes mascotas?

10 formas de limpiar usando vinagre blanco

Aprende a hacer tus propios limpiadores de baño casero

Este truco de limpieza dejará tu lavadero brillando de limpio

Limpia los cielos rasos de manera fácil


¡SIGUENOS EN PINTEREST!


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2020 por Espacio Sublime.