• EspacioSublime

Un detalle clave para mejorar la apariencia de tu hogar

Actualizado: oct 26


En los detalles se encuentra la diferencia, y en la casa no hay nada más cierto, puedes tener una sala con los mejores muebles pero si la alfombra no los complementa el ambiente no va a lucir bien presentado.



Así hay muchos detalles en la casa que es bueno tomar en cuenta, pero uno en particular es olvidado por la gran mayoría de las personas.


Las puertas no sólo nos dan privacidad y seguridad, también son una parte de la decoración de tu hogar, y muchos no les prestan la atención debida a menos que se rompan o dañen.



Pero en tanto a la limpieza, muy pocos siquiera piensan en eso, seamos sinceros ¿Cuándo fue la última vez que pasaste una franela sobre la superficie de la puerta o la manija?, la mayoría relega las puertas al final o simplemente nunca las limpian.



Las puertas limpias mejorar la apariencia general de la habitación, es como el pulido final a un diamante, además que en el caso particular de las manijas, es crucial la desinfección para evitar los germenes que abundan en este lugar.


Reune tu elementos de limpieza


Las puertas están dispersas por la casa, así que si no quieres ir cargando los artículos de limpieza de un lado a otro, te recomiendo usar una canastilla para que sea más fácil el trabajo.


Puedes improvisar con una bolsa, pero lo mejor es usar una pequeña cubeta con asa, coloca un plumero, un trapo y un producto desinfectante.



Limpia las puertas


Ahora es ir de puerta en puerta y empezar a hacer la limpieza, sigue estos simples pasos:


Sacude el polvo de la puerta desde arriba hacia abajo, es muy probable que te sorprenda la cantidad de polvo que verás en la parte superior de la hoja de la puerta como en un ventilador o lámpara colgante.



Ahora pasa el trapo por el panel de la puerta, si el diseño tiene recovecos tomáte un tiempo extra y limpialo bien, si ves que las puertas tienen mugre pegada o lucen opacas usa un trapo húmedo con agua tibia y de ser necesario agua tibia jabonosa.



Ahora limpia las manijas con el desinfectante, aseguráte de usar el producto adecuado para el material de la manija.


Esta limpieza la puedes hacer una vez cada seis meses, pero las manijas por la cantidad de germenes que acumulan deberían desinfectarse diariamente (como mínimo las de la puerta principal, dormitorios, servicios higiénicos, cocina y otras puertas que se abran seguido).


¡SIGUENOS EN PINTEREST!


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2020 por Espacio Sublime.