• EspacioSublime

Una despensa de ensueño con estos consejos

Actualizado: oct 26


Hay muchas formas de embellecer la cocina, organizando y decorando, no solo es más funcional sino que convierte la tarea de cocinar en una actividad placentera e inspiradora.


A pesar de que muchos prestamos atención en la decoración, por lo general las despensas quedan relegadas al estar escondidas de la vista tras unas puertas.



Desde el 2019 surgió la tendencia de tomar fotos a las despensas o #shelfies, dicha tendencia tomó fuerza gracias a las celebridades, diseñadores de interiores y compañías de decoración que compartían dichas fotografías.


Cuando los espacios lucen ordenados, funcionales y estéticos, no solo es agradable verlos sino que te motivan a mantenerlos así, y en la despensa es clave para hacer la cocina lo más productiva en el menor tiempo posible.



Esta tendencia no muestra signos de desaparecer y así debe ser ya que es la mejor manera de mantener una despensa hermosa.


Lo mejor de todo es que lograr una despensa de revista no tiene que costarte mucho dinero, es más podría no costarte nada si te las ingenias usando lo que ya dispones en casa y estos consejos aplican para cualquier despensa sin importar el tamaño.



1) Limpieza


Antes de empezar de organizar, lo recomendable es limpiar, un error común es tratar de acomodar, sin antes haber sacado todo de la despensa.


Además el desocupar te va a permitir eliminar todos aquellos productos vencidos, y vas a reconocer que cosas no debes volver a comprar.



Por último las repisas de la despensa suelen ensuciarse frecuentemente, por el constante uso que tienen. Cuando hayas terminado de desocupar, limpiar y arreglar, recuerda hacer un aseo al menos una vez a la semana para mantener el order.



2) Categoriza


Una despensa estética es nuestra meta final pero hay que tomar en cuenta que si no es funcional, la estética no va a perdurar, por eso hay que saber organizar los alimentos correctamente.


Las categorías las creas según tus necesidades y la manera en que cocines, algunos grupos son desayuno, cena, dulces, aperitivos salados, repostería, enlatados. Al agrupar por categorías será más rápido encontrar lo que buscas, además que cuando traigas un nuevo alimentos a la casa va a ser más fácil ponerlo en su categoría.


Cuando acomodes dentro de la categoría toma en cuenta que productos usas más seguido y ubícalos al frente o de forma más accesible.



3) Recipientes adecuados


Para lograr una despensa atractiva es importante ver los contenedores que vamos a usar, ya que en ellos radica la diferencia entre una despensa normal y una de Instagram.


Los contenedores donde vienen los alimentos no son atractivos pues producen ruido visual, en cambio si su contenido lo transfieres a un contenedor de vidrio, vas a tener un look uniforme.


Otros grandes beneficios de usar contenedores de vidrio o plásticos es que puedes ver exactamente cuanto producto te queda y si ya debes incluirlo en la lista del supermercado, además que proteges algunos alimentos de posibles pestes que ocurrirían si los dejas en su caja o bolsa a medio abrir.



Nuestros contenedores favoritos son los siguientes:


Vidrio: Un material inoloro y duradero, el vidrio es excelente para almacenar cualquier tipo de alimentos, si son grandes para granos como arroz o pasta y pequeños para condimentos, salsas, entre otros, los puedes apilar o acomodar por color de contenido. Lo mejor es que puedes reciclar los contenedores de salsas, conservas y otros productos para reusarlos en tu despensa.



Al vacío: Estos son especiales para mantener la frescura de tus alimentos, son ideales para cereales, granos, harina, pasta, galletas y otros snacks. Se encuentran a diferentes precios pero hay varias marcas de buena calidad a precios accesibles.


Repisas giratorias: Estas son ideales para las esquinas de una despensa o las de dificil acceso, ideales para tus especias y salsas de uso frecuente.


Canastas: Opta por las transparentes de acrílico o alambre, para colocar bolsas de snacks como pop corn, galletas o dulces, bebidas enlatadas, reservas de condimentos u otros alimentos.



4) Etiqueta


Ahora que ya depuraste todos los empaques de tus alimentos es hora de etiquetar cada envase, no querrás confundir el azúcar por la sal al hacer tus guisos, o el pimentón dulce por la cayena cuando estás condimentando los alimentos de tus hijos.


En el mercado venden etiquetadores muy prácticos donde sólo tipeas la palabra y en el momento lo imprime listo para pegar sobre el contenedor, también existe la opción de usar rotuladores específicos para contenedores de alimento (eso sí, solo usalos si tienes buena caligrafía).



5) Se realista


Claro tener una despensa hermosa es algo con lo que muchos podemos fantasear pero se realista con tu estilo de vida y prioridades, de nada va a servir si organizas todo y vacias los alimentos en contenedores de vidrio, cuando al mes todo regresa al caos previo porque simplementer no tienes tiempo de mantener el orden.


Acomoda según tu necesidad y el tiempo que dispongas, si eres de los que andan ocupados y cocinan poco algo funcional va a ser más importante que el aspecto estético.


¡SIGUENOS EN PINTEREST!



  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2020 por Espacio Sublime.