• EspacioSublime

6 cosas que puedes desechar del cuarto de tus hijos

Actualizado: oct 26


Uno de los lugares de la casa que tiende a acumular más objetos rápidamente es la habitación de los niños, entre juguetes que reciben por su cumpleaños, navidad u otras actividades, papeles, trabajos o manualidades escolares, útiles, ropa que ya no les queda, entre otras cosas, sigue estos consejos de 6 cosas que puedes desechar del cuarto de tus hijos hoy mismo.


Si no estamos al tanto de este espacio se puede volver una pesadilla fuera de control, aquí te enseñamos cuales son aquellos objetos de los cuales te puedes deshacer ahora mismo sin culpa y sin que tus hijos te lo recriminen.

Jueguetes que no reciben atención



De seguro en el cuarto de tus pequeños hay varios, jueguetes que les regalaron y que se encuentran en buen estado que no reciben el cariño que deben porque simplemente no les llaman la atención, y solo estan recolectando polvo olvidados en lo alto de una repisa o en el fondo de un ropero, cuando podrían ser un motivo de felicidad para niños más necesitados.


Tú sabes cuales son esos juguetes que tus hijos probablemente ni recuerden tener, si te sientes mal por donarlos, puedes esconderlos por un mes en un lugar al que los niños no tengan acceso, si tras pasado ese mes ellos no han buscado o mencionado dichos juguetes, da por hecho que no los van a extrañar, llévalos a algún albergue infantil o institución que apoye a niños en estado de vulnerabilidad.


Dile adiós a los libros que se están despedazando


Al igual que los juguetes, si tus hijos tienen en su colección de libros algunos con varios años encima y están rotos, manchados de comida y ellos ya no los usan, recíclalos, si por algún motivo tus hijos quieren otros libros siempre puedes comprar otros o mejor aún no compres ninguno y trata de encontrar alguna librería pública en tu zona donde puedas alquilarlos gratis.


Si por otro lado tus hijos tienen libros que ya leyeron una vez y ya no les interesa, dónalos con los juguetes, tener libros acumulados sólo trae polvo y posibles reacciones alérgicas a tus niños.



Recicla los papeles del colegio

Es increíble como los niños pueden ser capaces de traer a casa tantos papeles todos los días, especialmente esos dibujos que terminan atiborrando la refrigeradora, recuerda que no todo es una obra maestra y no se van a dar cuenta si algun dibujo ha desaparecido.

Un buen truco es esperar que hayan algunos dibujos en el refrigerador y cuando traigan más los vas rotando, los antiguos van a la papelera de reciclaje y si te sientes mal por andar tirando el trabajo de tus hijos, tómale una foto a cada hoja con tu celular y archivalo en tu computadora, al menos te ahorrarás el espacio físico.

Bota los crayolas y otros útiles rotos o gastados


Lo ideal es enserñarle a nuestros hijos a usar sus útiles hasta que se gasten, pero muchos niños no van a escuchar y siempre van a querer útiles nuevos, tu puedes guardar crayolas para hacer decoraciones DIY como se ve en Pinterest, pero sino tienes el tiempo ahorrate las decepciones y tira o dona esas crayolas.



De igual manera para todos los útiles que ya no sirvan como los lapices con el carbón quebrado, los pinceles abiertos, los marcadores con la punta metida o las pinturas secas, dile adiós a todos esos objetos que ya no sirven para nada.


Ropa en mal estado o rota



No quieres que la gente vea a tu hijo en malas fachas, y aunque si es lógico tener un poco de ropa así viejita para cuando ayuden en el jardín o pinten, trata de que sean dos prendas de cada tipo y no más, porque se te va a acumlar en un abrir y cerrar de ojos.

Si la ropa está en mal estado y tienes tiempo, cortalas con tijeras en cuadrados y úsalas para limpiar la casa, por otro lado si están en buenas condiciones pero ya no les quedan, dónalas o regalalas a alguna amistad o familiar a los que le sirvan (siempre preguntando antes claro), que la idea tampoco es andar llenando las casas de otros con nuestras desechos.


Calcetines solteros


Es una forma en la que suelo llamar a los calcetines que perdieron su par, y no sólo pasa con los calcetines de los peques, también con los de los adultos, ya sea que se perdieron en la lavandería, en los juegos infantiles, o siemplemente desaparecieron como por arte de magia, da por hecho que no vas a encontrar el par perdido.


Un buen uso que le puedes dar a esos calcetines es como trapitos para limpiar, si te entran en la mano a forma de guante mucho mejor pero si son suaves y de algodón van a ser estupendos para limpiar superficies delicadas sin dejar rayones.


Así que ya sabes de ahora en adelante no permitas que la habitación de tus hijos se vuelva un caos, con estos simples consejos vas a poder mantener el orden y la calma en la medida de los posible.


¡SIGUENOS EN PINTEREST!

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2020 por Espacio Sublime.