• EspacioSublime

Ácaros como limpiar tu dormitorio y evitar que aparezcan

Actualizado: oct 26


Todos los humanos vivimos con animales en nuestro dormitorio y no hablo de mascotas necesariamente sino de los ácaros, estos microscópicos insectos que son el principal causante de reacciones alérgicas y de asma en personas sensibles.



De por sí los ácaros no son dañinos ni son los que causan las enfermedades pero si sus heces, así cómo lo has oído los ácaros están defecando en tu cama mientras lees este artículo.


Así como los animales cambian de pelo seguido, los humanos renovamos celulas de la piel, y en promedio eliminamos diez gramos de celulas muertas cada semana, esto es un verdadero festín para los ácaros, y si tienes perros o gatos ellos crean muchas más células para alimentarlos.



Los ácaros viven en todas las superficies pero prefieren aquellas suaves y con recovecos, como los colchones, almohadas, cojines, mantas, alfombras, cortinas, camas de mascotas, entre otros, además gustan de espacios húmedos y oscuros.


Un colchón puede contener entre 100,000 a 10,000,000 de ácaros y una almohada con sólo dos años de uso puede tener un 10% de su peso total compuesto de ácaros muertos y sus heces.



Lamentablemente no es fácil vivir al 100% libres de ácaros y no vas a morir o enfermar gravemente a causa de ellos, pero si es importante tomar en cuenta ese detalle si tenemos un familiar sensible con reacciones alérgicas seguidas, ya que ellos son más vulnerables a los ácaros y sus heces, por suerte existen formas de mantenerlos a raya, aquí algunos consejos de limpieza.



Pisos


Los pisos no deberían ser alfombrados, lo ideal es no usar esos pisos (además de que lucen extremadamente anticuados y hace muchos años que pasaron de moda) sino es posible es importante aspirar con una aspiradora potente diariamente, de hecho en el dormitorio de una persona alérgica lo recomendable es no tener ningún tipo de alfombra en el piso.



Limpieza


Limpia una vez a la semana el dormitorio de manera profunda, pasa un trapo húmedo sobre todas las superficies, desde arriba hacia abajo, marcos de puertas, repisas, cuadros, mesas, consolas, etc. Siempre usa un trapo húmedo para atrapar el polvo y evitar que lo ácaros se dispersen a otros espacios del dormitorio.



Si tienes cortinas de tela hay que lavarlas con agua lo más caliente posible ya sea a máquina o mano, dependiendo de las indicaciones del fabricante.


No acumules ropa ni limpia ni sucia en el piso y evita entrar con zapatos que usas en la calle al dormitorio.


Ventila el dormitorio todos los días.



Cama


Siempre coloca sobre el colchón un cobertor con propiedades anti-polvo y anti-ácaros, además si puedes comprar un colchón con esas cualidades sería lo ideal, especialmente si la persona que duerme allí es alérgica o asmática.


Al igual que las cortinas lava toda tu ropa de cama a máquina o mano con la mayor temperatura posible para matar los ácaros.



Filtro de aire


Si puedes comprar uno te van a ayudar a mejorar considerablemente la calidad del aire en el dormitorio.


Asegúrate que cuenten con un filtro Hepa para absorber todas las partículas.


Algunos filtros incluyen deshumidifcador, ideal para algunas personas, siempre mantenlo limpio y seco para evitar la aparición de moho que es otro activador de reacciones alérgicas y asmáticas.


Muebles


Ten sólo los muebles necesarios y evita los muebles con acabados en tela como en la cabecera de la cama.



Decoración y otros


Evita colocar alfombras decorativas.


Si tienes mascotas no permitas que entren a los dormitorios en especial de personas alérgicas o asmáticas.



La decoración debe ser el mínimo, si es un dormitorio infantil no pongas peluches ni juguetes con texturas suaves o acolchadas.


Los ácaros prefieren los climas cálidos y húmedos, por ese motivo hay que ser más diligente con la limpieza en verano, principios de otoño y finales de primavera.


¡SIGUENOS EN PINTEREST!


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2020 por Espacio Sublime.